El pasado 13 de diciembre se celebró el segundo y último plenario del Consejo de Ciudad de este 2021. Durante el encuentro, que reúne en un mismo espacio a los 115 miembros del Consejo de Ciudad, se aprobó el dictamen sobre los presupuestos y ordenanzas fiscales de 2022, se presentó el proceso del Grupo de Trabajo de Barcelona Pospandemia y se reflexionó y debatió sobre la Mesa Ciudadana por una noche cívica y segura que se constituyó este otoño.

Todo está metódicamente preparado: una persona que recibe en la entrada de la Sede del Distrito de Sants-Montjuïc; otras dos personas pasando lista a la entrada y entregando la carpeta con el orden del día y las personas asistentes. La mesa, inmensa, y presidida por el concejal de Participación Ciudadana y concejal del Distrito donde hoy se reúne el Plenario del Consejo de Ciudad, Marc Serra, preside esta imponente estructura que ocupa toda la Sala de Plenos. Las luces de la estancia, lucecitas blancas, parecen recordarnos que hoy es 13 de diciembre… ya estamos cerca de las fiestas de Navidad y, entre otras cosas, cabe hablar del dictamen sobre los presupuestos y ordenanzas fiscales del año que va a llegar.

El acto comienza puntual y Marc Serra da la bienvenida a todas las personas asistentes: se disculpa por dirigir la sesión, dado que se esperaba la presencia de la alcaldesa Ada Colau, que no ha podido asistir por encontrarse confinada en su casa afectada por covid-19. Y es que la pandemia no nos abandona y nos recuerda que tenemos semipresencialidad para rato: por lo que, más allá de la treintena de personas presentes en el Consejo de Ciudad hoy, una cincuentena más siguen la sesión de manera virtual.

El concejal se dirige a todas ellas para recordar los premios y logros de las últimas semanas en Barcelona, ​​así como las problemáticas y retos que debe afrontar la ciudad de manera inminente, especialmente aquellos que tocan a la participación ciudadana. Y Serra también recuerda que hoy será un día para despedir a los miembros que se marchan y también para acoger a los que llegan, agradeciendo el esfuerzo y tiempo a cada una de las personas para analizar, criticar y reflexionar en torno a los temas que afectan a la ciudad. ¡Empieza el último Plenario del Consejo de Ciudad!

El tema del día: presupuestos municipales y ordenanzas fiscales 2022

Tras dos puntos protocolarios y sin debate, como la aprobación del acta anterior y la despedida y bienvenida de los antiguos y nuevos miembros del Consejo de Ciudad, la vicepresidenta del Consejo más importante de la ciudad, Montserrat Morera, ha explicado las reglas del juego: los portavoces de las comisiones podrán contar sus dictámenes o procesos y se abrirá un turno de palabra para las personas asistentes. Cada turno dispondrá de un minuto y medio (a partir del cual descubriremos como una alarma sonora alerta a las ponentes de que su discurso… ¡debe llegar a su fin!).

Posteriormente, la vicepresidenta ha dado paso a Albert Recio, de la Federación de Asociaciones Vecinales de Barcelona, ​​como portavoz del grupo de trabajo que ha examinado los presupuestos municipales y las ordenanzas fiscales para el próximo año.

Recio explica que el dictamen sobre los presupuestos y ordenanzas fiscales se ha trabajado en tres sesiones: en una primera se reflexionó sobre éstos; en la segunda se pidió a los grupos de la oposición su valoración; y en la tercera se debatió el dictamen final.

También, resume las principales conclusiones del dictamen: respecto a los presupuestos de los próximos años, que es necesario revisar con profundidad las subvenciones, que hay que tener una comparativa entre presupuestos y gastos del año anterior, y que las intervenciones de los grupos políticos deben ser más precisas; respecto a las partidas, se destaca que es un presupuesto adecuado, pero que tiene un déficit que tiene que ver con problemas estructurales de la ciudad que deben abordarse, como el medio ambiente, la movilidad y la desigualdad, también se pide concreción con qué partidas tienen su fuente en los Next Generation, y se pide más partidas para políticas de vivienda y soporte a las personas vulnerables. En cuanto a a las ordenanzas fiscales, se pide reconsiderar las ayudas a las licencias de terrazas y repensar las tasas solicitadas a entidades, incluyendo una intensa reflexión a raíz de la pandemia sobre estas ordenanzas.

A continuación, Morera abre el turno de palabra: Emilia Macias, de CCOO, refuerza que las contribuciones de los partidos políticos fueron pobres; Jordi Gras, del Consell de Sant Martí, recuerda como año tras año se pide la comparativa presupuestos-gastos y exige al gobierno que tome medidas urgentes para facilitar el trabajo en el Consejo de Ciudad; Sandra Bestraten, del Colegio de Arquitectos, apunta que los fondos Next Generation serán una ayuda ideal para blindar el patrimonio y pide agilizar los tiempos de licencias en Barcelona para poder aprovechar más las ayudas; Anna Balletbó recuerda que el presupuesto de 2020 se cortó en 300 millones, pero que el incremento de los de 2022 en un 5% le parece prudente y viable.

Los siguientes a hablar son los grupos municipales, que sólo disponen de un minuto: Jordi Martí, en representación de Barcelona En Comú, recuerda que mientras en anteriores crisis se recortaba el presupuesto, en esta crisis pandémica se ha reforzado en emergencia social, ecológica y para luchar contra el covid-19; Montse Ballarín, del PSC, recuerda que la situación pandémica no está mejorando y que deben pedirse más ayudas, pero siempre bajo el parámetro de la ley; Elisenda Alemany, de ERC, acusa a los presupuestos de poco definidos y de mostrar un modelo de ciudad que su grupo no comparte, como por ejemplo, el modelo de terrazas que pone en riesgo el modelo de vida de las barcelonesas, pero acaba recordando que con su voto han facilitado los presupuestos; Ferran Mascarell, de Junts per Catalunya, defiende que estos Presupuestos no dan respuestas a las carencias derivadas del covid-19 ni a los ingresos de la ciudad; Óscar Ramírez, del PP, manifiesta su rechazo, critica la elevada deficiencia fiscal y la no rebaja impositiva; Francisco Sierra, de Ciutadans, recuerda que hicieron una alegación única a la totalidad de los Presupuestos, entre otros, porque hay que bajar los impuestos; y finalmente Barcelona por el Cambio no interviene por decisión propia.

Llega el turno de votar a favor, en contra o abstención frente al dictamen sobre los presupuestos y ordenanzas fiscales de 2022: el secretario del Consejo, Andreu Parera, explica el funcionamiento del voto a través de una app que las personas miembros deben hacer servir con sus propios dispositivos móviles. Es el momento más distendido de la sesión, cuando se evidencia la brecha digital también puertas adentro del Consejo de Ciudad y que acaba solucionándose con la voluntad y solidaridad de sus miembros. Entre móviles y pantallas, el concejal recuerda que “no está escrito en ninguna parte, pero tradicionalmente los miembros de los grupos políticos no hacen uso de su voto dado que el Consejo de Ciudad se entiende como un espacio de participación ciudadana”.

Y tenemos veredicto: el dictamen se aprueba con 30 votos a favor, 1 en contra y 11 abstenciones.

Barcelona postpandemia: ¿post o todavía en pandemia?

Àngels Guiteras, histórica profesional dentro del sector social y ahora persona de renombre ciudadano dentro del Consejo de Ciudad, hace de portavoz para explicar el proceso del Grupo de Trabajo de Barcelona Pospandemia: remarca que es un grupo que da continuidad al anterior grupo de desigualdad, que hay que recordar que estamos en crisis todavía y no en poscrisis, y que hay que empezar a trabajar de otra forma, no recortando sino invirtiendo, para poder tener mejor cobertura social y sanitaria.

Guiteras también explica cómo su grupo ha apostado por la innovación metodológica y le pasa la palabra a su compañero de grupo, Delfí Cosialls, también persona de renombre ciudadano, que explica cómo el grupo ya ha trabajado en 8 sesiones, incorporando 17 expertos de ámbitos y miradas diferentes, para realizar una diagnosis de la situación, identificar diferentes posturas, identificar qué es causa de la pandemia y qué es estructural, identificar qué es de ámbito municipal y qué no, y ver en qué temas se puede hacer énfasis desde Barcelona, ​​aunque la ciudad no tenga competencias. Tanto Guiteras como Cosialls explican que se espera entregar el dictamen de su grupo en marzo de 2022.

El gran debate: reflexiones sobre la Mesa Ciudadana por una noche cívica y segura

Marc Serra lleva sobre la mesa la posibilidad de reflexionar y debatir desde el Consejo de Ciudad sobre la Mesa Ciudadana por una noche cívica y segura que se ha constituido este otoño. Las contribuciones aportadas serán compartidas en la Mesa, que tomará en el futuro las decisiones oportunas.

Patty Scherk abre el debate como representante de la Mesa y explica cómo en ella han salido muchos puntos de vista e intereses distintos: la rentabilidad económica del sector de la hostelería y el ocio nocturno; el ocio alternativo por parte de la juventud; o la preocupación por el ruido y la inseguridad por parte de los vecinos.

A posteriori Sandra Bestraten, del Colegio de Arquitectos, explica cómo están impulsando la fiesta del silencio para trabajar en la sensibilización de combinar ocio nocturno y tranquilidad; Ana Lucia Olivos, de la Fundación Azahara, recuerda que se están produciendo situaciones de discriminación, racismo y fobia nocturna y que se necesitan más campañas de sensibilización; Montse Morera, del Consejo de Asociaciones de Barcelona, ​​pide que es necesario promocionar más a las asociaciones para que puedan dar una alternativa al ocio nocturno y buscar también lugares seguros abiertos hasta la madrugada, y a la vez formar para evitar las violencias de género; Anna Mulàs, del Consejo Municipal de Defensa de los Animales, pide dar respuestas nocturnas a las personas sin hogar que conviven con animales, proteger a los perros que se utilizan en la vía pública como reclamo y evitar la captura o eliminación de jabalíes con métodos letales; Xavier Cordomí, del Consejo de Cultura, expone el manifiesto que les ha hecho llegar la Plataforma de Fiestas Mayores de Barcelona, ​​donde piden limpiar su imagen y recordar que son un punto de encuentro de vecinas popular; Scherk reanuda la palabra, ahora como representante del Consejo de la Juventud de Barcelona, ​​para alertar sobre el alto consumo de alcohol entre adolescentes, pedir espacios de ocio alternativos, una mejora de la seguridad en el espacio público y recordar a los medios de comunicación que sólo hablan de ellos por aspectos negativos como los botellones; Fermí Villar, de Amics de La Rambla, propone implicar más asociaciones vecinales y comerciales, no estigmatizar a los jóvenes ni tampoco las actividades económicas, y combatir a aquellos que se han apropiado del espacio público para comercializar y explotar; y Rosa Garcia, de Rezero, ha recordado que es necesario hacer incidencia al no generar vasos de plástico y optar por el retorno de envases y los vasos reutilizables.

Por último, Albert Batlle, teniente de alcaldía de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona y miembro de la Mesa, ha cerrado el debate recordando que la Mesa abordará de forma integral el fenómeno del ocio y las actividades nocturnas que impactan de forma negativa en la convivencia a través de una serie de ámbitos de trabajo: convivencia, ciudadanía, juventud, salud, ordenación del espacio público, limpieza, movilidad, mantenimiento y, específicamente, ocio nocturno.

En el mes de febrero se realizará la sesión de diagnosis, antes de Semana Santa se trabajarán propuestas y en el mes de abril se presentará un informe final, de cara a la próxima temporada, tener ya propuestas que permitan superar este conflicto.

El momento más emotivo: Declaración Institucional de apoyo a la Palma

No falta demasiado por concluir este Consejo de Ciudad cuando Emilia Macías propone, ante las graves consecuencias y las grandes incertidumbres en la isla de la Palma, manifestar la solidaridad de los de la ciudad con las afectadas. En este punto, se lee la Declaración, no existen aportaciones y en un profundo silencio se pasa a la votación, que se aprueba por 39 votos a favor, por unanimidad.

Turno abierto: ¡últimos matices y hasta el año que viene!

Los últimos minutos de la sesión son para incidir, matizar y recordar aspectos importantes para los miembros del Consejo de Ciudad: Glòria Canals, de DINCAT, recuerda que siempre debemos tener presentes a las personas con discapacidad; Sandra Bestraten, del Colegio de Arquitectos, pide ayuda para los nuevos miembros como ella; por alusiones, el secretario del Consell, Andreu Parera, recuerda que a principios de año se abre el período de propuestas y que en breve hará llegar a todo el mundo un breve resumen organizativo; Enric Canet, del Casal dels Infants, recuerda que hay que ser muy participativos y demanda al equipo de gobierno dar respuesta a los dictámenes con rapidez; por alusiones, Marc Serra da respuesta afirmativa recordando cómo se están agilizando los procesos y mejorando en calidad de respuesta.

Y con todos los debates, apuntes y recomendaciones, cierra el último Plenario del año con las palabras del concejal que asume “lo difícil que es tener un debate tan amplio y a la vez enriquecedor, en un Consejo muy transversal y donde todos los puntos de vista pueden ser tenidos en cuenta. ¡Agradecer la asistencia y felices fiestas!”